Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

¿Qué te sobra y qué te falta?

habilidades

¿Sabes qué quiero decir con todo esto? Voy a escucharte. Sé cómo hacerlo de la mejor manera posible. ¿Ventajas? Eficacia. Podré ayudarte a que entiendas qué te pasa, a que observes lo que te gusta (y lo que no) desde otro punto de vista. Esto te va a resultar útil a la hora de tomar decisiones, también para que hagas algo distinto a lo habitual (casi seguro que te atreverás). Y ahí empiezan los cambios que querías. Me pondré en tu lugar y lo vas a notar rápidamente. Eso ya es una ayuda en sí. Sentir que alguien te escucha (prestando atención a lo que dices) y entiende tu posición y tus motivos es de ayuda como punto de partida. Estás en tu espacio y tu tiempo, momento de hacer (o decir) lo que quieras, ¿cómo te sientes?
¿Puedo preguntarte algo? (¿Sabes en qué imagen estamos?)
¿Qué te gustaría más: ver tu vida pasando al lado mientras comes palomitas en un sofá? ¿O preferirías tomar parte y decidir/pintar/diseñar a grandes rasgos cómo te gustaría que fuese (y actuar en consecuencia)? Pues eso.

¿Sabes qué es una habilidad?

Lo que se realiza con gracia y destreza. Esto es una definición real.
También la capacidad, inteligencia o pericia para realizar algo.
helpyuañade:

la relación que se establece entre la información que se recopila y la utilidad que se le pueda dar aplicada al día a día.

Buenas noticias: se aprenden y/o se mejoran con la práctica.

Esto quiere decir que lo que te sobre y lo que te gustaría adquirir o mejorar, sabiendo de dónde partes, son objetivos alcanzables.

¿Qué tal andas de voluntad y amor propio?

Te echo una mano en crear una historia posible para tu

Hasta dónde

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn