Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Ojo: aquí puede haber spoilers de la película y de la vida

En líneas generales las historias comienzan presentando a los personajes. Después hay una breve descripción del contexto y, aproximadamente a la media hora se produce el primer punto de giro (casi imperceptible a ojos del espectador): momento en el que se pasa a otro nivel, se introducen elementos nuevos en la historia y algún personaje secundario relevante entrará en escena.
Habitualmente será difícil que notemos cuándo se producen estos puntos (eso es uno de los indicativos de que la película es buena y está cuidada). Imaginad aquello de lo que nos hablaban en el colegio de que las historias tenían introducción, nudo y desenlace, pues igual.
La historia es una comedia blanda y edulcorada acerca del trabajo en el entorno digital. También certera e ilustrativa en el modo de abordar con sutileza temas candentes. Una cinta destinada al entretenimiento para todos los públicos que a la vez va mostrando piezas sobre una parte de la realidad actual de las mujeres: ahora ellas también trabajan fuera de casa, ahora ellas pueden tener tanto o más éxito que algunos hombres, esto a veces supone un golpe para el ego masculino (y no tendría por qué).

¿Cuándo se es demasiado mayor para aprender algo?

designer desk, via pexels

Designer desk, via pexels

También apunta hacia ciertos supuestos abismos intergeneracionales, ¿dejarse llevar por los prejuicios y los tópicos o tratar de aprender algo y añadirlo al repertorio propio venga de quien venga?
Esto está relacionado subliminalmente con esas curiosas confrontaciones de gente que suma vs gente que resta, cuya realidad acaba siendo: apartemos a los tristes para que no nos empañen la burbuja de positividad (tema pendiente para otra entrega) y desentonan.
¿Qué sucede cuando flaqueamos? La cuestión de la confianza, en los demás (ámbito personal y/o laboral) y la tuya propia. ¿Vivir para y por las apariencias? O mejor ponerse el mundo por montera y, cuidado que entramos en territorio escabroso, convertirse en exponente de la máxima profesionalidad, a pesar de las renuncias y malabarismos que sean necesarios por el medio.

Pues sí, esto también es coaching porque es cambio de hábitos

Hombres que renuncian a sus vidas laborales externas y se convierten en amos de casa, les suena mal el término y lo cambian por hombres que se quedan en casa pero… Vamos, lo que hasta hace muy poco hacían las mujeres y ahora algunas no quieren y por eso la penitencia es estar expuestas a las críticas constantes y desde todos los frentes.
Y, por supuesto, el amor (segundo tema pendiente para otra entrega), que está englobado en todo lo anterior, que puede ser, o no, ñoño, artificial o irreal en función de cómo lo interpretemos (aviso: en la realidad se aleja mucho del cuento de las princesitas y princesitos que viven felices eternamente) y de si todos estamos dispuestos a ceder, admitir que cometemos errores, que a veces nos equivocamos y hacemos daño, que la cuestión es buscar soluciones en vez de excusas, que no siempre son los otros, y analizar qué podemos y queremos hacer para solucionarlos.
Y a lo mejor consideráis que todo esto es un spoiler, o a lo mejor no. En mi caso os diré que, por lo general, me importan poco porque, aunque sepa de qué va algo, me gusta verlo y observar y sacar mis propias conclusiones y matices de la historia. También la vida tiene spoilers, hay quien los llama consejos (a veces ni siquiera pedidos), y no por eso nos vamos a quedar sentados en una esquina como voyeurs, ¿o qué? Yo no desde luego.
imagen de portada vía newcinema.es

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *