Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Después del escaparate, ¿qué tienes en la trastienda?

Si marca personal fuese un nombre, coherencia sería su mejor apellido. No sé en vuestro caso, pero yo estoy un poco saturada de toparme con titulares y consejos sobre toda esta cuestión de la marca y observar que más de una vez (y de dos y de tres) parte de lo que se aconseja no se cumple.
Llevamos el suficiente tiempo navegando por las redes como para saber que ya no son algo ajeno a la vida real. Se han convertido en una vertiente más de nuestra personalidad, son un amplificador de lo que decimos y hacemos. ¿Qué tal si lo aprovechamos tanto para mejorar/evolucionar a nivel personal como profesional? Es gratificante cruzarse con personas que te aportan, yo he encontrado varias y ya forman parte de mi vida. Y eso es bonito y, voy a decirlo porque ya va formando parte de mi propia marca, achuchable.

marcapers

Cuidar la imagen textual es la cara a2

[…] de la propia personalidad, del carácter o de ambos. Al levantarnos nos vestimos para vernos bien. A veces nos superamos, otras menos. ¡Qué le vamos a hacer!, habrá que seguir ensayando. En esta ventana al mundo de la que hablamos, igual. Y uno de los trucos clave es buscar la concordancia. Eso significa esforzarse (como estoy haciendo ahora para no repetir las mismas palabras). Y hacernos varias preguntas y que una de ellas sea: ¿a ti te gusta lo que ves? Si es que sí, adelante. Si es un no lo sé, necesitamos seguir practicando. Otra pista: intenta pasártelo bien mientras lo haces, eso se notará de manera subliminal. Y ahora un secreto: no busques la perfección porque no existe (y de existir también nos acabaríamos cansando), con todo, rétate a diario y mejora tus propias habilidades .

¿Qué hacer para conseguir algo practicar?

4 apuntes sobre la coherencia y el sentido común

1- Ortografía
Uno de los puntos básicos a la hora de escribir en público. Si habitualmente te expones en las redes y pretendes aportar valor y destacar en algún campo, el que sea, procura cuidar las palabras, la puntuación y la redacción de tus contenidos. Esto demostrará no solo tu pulcritud sino que te actualizas y te preocupas por aprender y no anclarte (aquí entra la parte de coaching).
2- Cita y referencia, es cortesía
Tomas como referencia escritos, investigaciones, aportaciones e incluso expresiones de alguien, sea del entorno virtual o físico. Cita y acredita a tus fuentes, mostrando así que valoras su trabajo y que has aprendido algo de esas personas, esto también ayudará a cimentar tu credibilidad personal. ¿Te gustaría que copiaran y pegaran en algún lugar literalmente parte de lo que has hecho y no reconociesen tu autoría?  Incluso aunque tengas permiso para utilizar un material, la cortesía es un superpoder accesible, utilízala.  Ahí tienes el motivo.
Reversionamos a Wittgenstein.

Reversionamos a Wittgenstein para relacionarlo con la marca. Fotos vía Wikipedia y Pixabay

3- ¿Qué es la coherencia?
Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan (definición vía RAE).
4- ¿El sentido común, eso qué es?
Llámalo prudencia, cautela o incluso paciencia en algún caso. Está a tu alcance, en la red y fuera. Y puedes empezar a investigar y practicarlo ya.
Es innecesario publicar todo lo que haces. ¿Al hablar dices todo lo que piensas? Probablemente no, ¿o sí? ¡Ay!. En este ámbito 2.0 exactamente igual.

¿Cómo lo puedes hacer?

Una de las mejores maneras de que esa imagen que proyectas dentro y fuera no solo se mantenga sino que evolucione y crezca es la expansión de los límites. ¿Cómo se consigue esto? Empieza con tres palabras: aprender, relacionar y escuchar. Esto es algo que puedes practicar en el entorno físico. Plantéate un objetivo pequeño de aprendizaje, determina un plazo para llevarlo a cabo y cómo medirás si tiene éxito de un modo práctico.
¿Sabes qué estás empezando a hacer? Salir de la famosa zona de confort (y mira que no es una expresión que me emocione demasiado). E irás consiguiendo cosas porque ya has decidido ponerte en marcha. Ya arrancaste. ¿Qué haces diferente al resto y puedes defender con soltura porque conoces al dedillo?, ¿cuál es tu debilidad?, ¿puedes convertirla en algo neutral o incluso transformarla en una fortaleza? Seguro que sí.

De modo que…

[…] con una expresión que habremos escuchado más de una vez a madres y abuelas:
comportarte como te gustaría que se comportasen contigo
es una máxima vital que puede ayudarnos a la hora de que nos recuerden.

Conclusión

Sé la misma persona en todas tus vidas, virtuales y físicas. Sí, puede haber algún matiz de diferencia, que correlaciona a veces con la timidez, en el momento de la conversación de palabra (un secreto: me ocurre a veces, por eso sigo intentándolo). ¿También te ha pasado?, tranquilidad, ya somos dos y… a lo mejor no es tan gordo y solo es un minidrama.
Eso sí, confío (más bien estoy segura) en que algo podrás hacer, empieza por buscar qué tienes y qué necesitas aprender. Ya sabes.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *