Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Reir, ¿cuánto lo haces?

Reir mueve muchos músculos. Es una buena gimnasia, ¿o qué? Con una carcajada se libera la tensión. Además, se puede aprender algo sobre los placeres sencillos a los que renuncias y ¿para qué?, ¿qué ganas con ello?

Después de ver esta historia, ¿has conseguido terminar sin reírte un poco?
Pues eso, justo de eso hablábamos.
Ahora sigue con tu día y dale a algún pequeño placer la importancia que merece.

 ¿Qué sientes?

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *