Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

La investigación en curso

ae10
Sobre el acoso psicológico en sus diversas manifestaciones me ha llevado desde el ámbito laboral al entorno escolar expandiéndose hasta las relaciones personales. De la familia a los conocidos y en algunas parejas perfectas. 
Por ello, esta semana hablamos de la devastación anímica que deja el paso de un psicópata emocional por nuestra vida.

Todo empezó con algunos tuits

O tweets si os parece mejor. La cosa fue que después de leer se me ocurrió tuitear sobre eso.  A partir de ahí empezó un pequeño debate en el que me contastéis algunas cosas y me preguntastéis otras.

ae

Las redes sociales son un entorno en el que nos movemos con frecuencia, en el que se habla, se comparten opiniones, a veces se discute, igual que en la vida exterior, y también se aprende. Si no os ha sucedido aún esto de aprender cosas útiles y constructivas que aplicar os recomiendo que intentéis buscarle esa utilidad a los entornos virtuales, tal vez os sorprenda gratamente.

Y la confirmación de observaciones

Pensamientos y evidencias que parecen no serlo por su invisibilidad y la capacidad de unos seres para darle la vuelta a la tortilla a voluntad.
Los psicópatas integrados habitan entre nosotros, distando mucho de ser tan  físicamente siniestros como los conocemos por la literatura y el cine, con características de maldad visibles y muy definidas en algunos casos. En la realidad tardaremos un tiempo en desenmascararlos porque se presentarán como las personas más angelicales, encantadoras y perfectas, sin embargo…

Acoso emocional

Cuidado con esto

Los efectos de la devastación emocional son comparables a lo que sucede después de una catástrofe. Apenas quedan los cimientos, en algunos casos necesitados de apuntalar para mantenerse en pie.
La buena noticia es que con tiempo, dedicación y ayuda, la reconstrucción acabará bien. Hasta entonces avances y retrocesos, dolor, recuerdos de los buenos momentos que intentarán eclipsar y disculpar el horror, por eso es necesario tenerlo en cuenta para no volver.

ae8

Observación y cautela son buenas aliadas

ae9
Ese día dio para mucho. Esto es una muestra de lo que hablamos. Si queréis saber cómo fue el resto del desarrollo público lo podéis ver aquí. Lo debatido en privado allí quedará, porque la confidencialidad es un principio básico en este espacio, en el vuestro y en el mío propio.
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *