Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Para llevar, elegir e integrar

La vida, en la calle y las redes, está repleta de azar, aunque a veces la percepción de las cosas dependa del
locus de control (qué valor le damos a lo que nos sucede, vinculando éxitos o fracasos a factores externos o (interno) a nuestras propias características personales).
Parte de la nuestra se construye en base a este tipo de casualidades. Y también debemos parte del aprendizaje y la relación con algunas de nuestras personas más especiales, de todos los ámbitos, a la

serendipia

¿Podríamos encontrar magia? Es (solo) mi opinión, pero tal vez esto depende de cuánto creamos en ella.

¿Esta qué tal?

Así, con un artículo del New Yorker, surgió la idea de
empezar el año con algunas palabras bonitas que combinan estupendamente con acciones y me gustaría retaros a practicar. 
Algunas de ellas son para utilizarlas a nivel individual, otras también sugieren ideas que llevar a cabo con más personas. Y todas ellas tienen cualidades que nos han parecido luminosas y estimulantes para comenzar el año de una manera

Siendo una de nuestras palabras fetiche (y sabiendo cuánto se ha extendido en los últimos tiempos), no podíamos dejar pasar este inicio de año sin un deseo de achuchabilidad lo más extensa posible.

A veces cuesta, de ahí su valor

Hasta cierto punto, aunque las circunstancias suelen influir en cómo nos desenvolvemos en la vida, pensamos que también a nivel personal podemos, tomando decisiones, cambiar (parte del) curso de los acontecimientos. Por eso nos apeteció empezar el año tratando de contrarrestar el dolor, el horror o la faltosería sistemática, con algo bonito (y potencialmente practicable si somos lo suficientemente valientes). Ignoramos si será factible, pero nos gustaría pensar que sí.

Y por soñar (en alto) que no quede.

Antaño habilidad, hogaño tesoro

Más que una palabra (o acción) roza ya la categoría de superpoder. Quien tenga la habilidad y la generosidad de regalar un pequeño espacio temporal para la escucha con implicación, puede estar en los altares de las figuras heroicas. Si vais a elegir una palabra objetivo para este primer mes del año, el trimestre (o el tiempo que queráis), incluid esta en vuestra lista de posibles.

Posdata

Este primer encuentro del año lo hemos confeccionado con

Y esto continuará.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *